Espacio de Gata Flora en Puro Diseño / Hasta el 29 de marzo en La Rural


Conocé el espacio de Gata Flora en la Feria Puro Diseño // Del 23 al 29 de marzo en La Rural

Llevate la colección de la revista y, con la compra del último número, regalos de Kenzoki y Diesel

6 comentarios:

Flor M. dijo...

Qué linda revista!!! Me encantó lo poco que vi...no puedo esperar a tener una en mis manos!!! En Córdoba la venden??

Lalu dijo...

Che re lindo el espacio! No me pude llevar ningún ejemplar pero me cautivó la tapa de Bjork.
No sé si podré volver a la rural a llevármela!
A todo esto, sabían que existe un sitio revistagataflora.com.ar que nada que ver? Me confundió :P

maga dijo...

fui hoy a buscar las que me faltaban y ya se habian vendido todas . hay alguna forma de comunicarme para comprar las que no tengo?

Lau dijo...

Muy lindo el espacio! la revista cada vez esta mejor...Saludos!

Ana Clara dijo...

que revista genial!

Ana dijo...

Por esas casualidades saltando de un sitio a otro, me llamó la atención el nombre de la revista, (será porque soy una gataflora más) así que comence a leer y mañana mismo trataré de conseguirla en el kiosko. Les cuento que conocía a Sofía Ford Coppola en el rodaje de "Lisbon sister", en Toronto en el año 98, la verdad fue muy amable conmigo, no era para menos, gracias a su película llevo 8 puntos en mi cabeza, que aun hoy los días de humedad me molestan.
Yo estaba haciendo un curso en Toroto, y el viernes 31 de julio decidi ir a sacar unas fotos por el barrio, una zona muy linda, y como tenía una cita, esa noche, decidí ir con mis roller, así hacía más rápido... Luego de sacar las fotos y darme cuenta de la hora, comencé a patinar a toda velocidad hacia mi casa, no solo debía bañarme, ponerme bella, sino que debía sacar a la perra a pasear! y estaba a unas 20 cuadras, así que tome velocidad y baje por la calle, cual pista de esqui. Muy confiada en mis destreza como patinadora experimentada...En esa zona era común ver a diario rodajes. Sin dar demasiada importancia a los enormes camiones estacionados comencé a ir calle abajo( cada vez a mayor velocidad) y cual película de dibujos animados se me cruzaron unos muchachos llevando algo enorme ( no recuerdo exactamente que era, algo de la escenografía), intento frenar,ellos corren al otro lado de la calle, cuando veo una especie de loma de burro, la cual pensaba pasar facilmente, pero grande fué mi sorpresa cuando vi que tenía canaletas para pasar los cables desde el camión a las cámaras, así que en una milesima de segundo, me encontraba en el aire, pegando un salto,ante la mirada de todos los técnicos. Y contra todos los pronósticos mi salto fué perfecto, eso derivó en un aplauso por parte de los presentes; cómo no podía ser de otro modo dejé fluir mi fanfarronería argentina y levanté las manos, en señal de victoria, lo que no me acordé, es que tenía los walkman esos de auriculares grandecitos, se acuerdan? bueno la cuestión es que se me salieron de las orejas, se enredaron en mis patines entonces volé y caí de cabeza, clavandome la hebilla que tenía puesta.
Después de putear en ingles en español y en cuanto idioma hay en la tierra, todos corrieron a socorrerme, pero solo escuchaba mis puteadas y una mujer que me hablaba en español y me decia que no hablara que ya venian los paramedicos, ni una bocina, ni un grito nada, A los 5 minutos literalmente, llegó la ambulancia, si igualita a las de las películas, junto a ella la policía y los bomberos, que hacían su entrada triunfal en el momento que me giraban en la camilla para ponerme el cuello ortopédico y ahí pensé y esto lo juro, que estaba muerta, nunca me asuste tanto en mi vida, como cuando vi a los firemen entrar en acción, dije en cualquier monmento aparece Victor Sueiro. ¿Por qué estaban los bomberos ahí?...
Esa noche en la cual yo pensaba encontrar a mi principe azul, encontré un médico (muy buen mozo), portando una maquinita de afeitar en su mano, diciendo "solo voy a sacar alrededor de la herida" imaginen el tamaño de la afeitada. Cómo a las doce de la noche cual Cenicienta volví a casa y como diría mi abuela "Afeitada y sin visitas".
Al otro día me llamó la productora de la película, diciendo que me pasarían a buscar al otro día para ir a comer con Sofía y el elenco. Así que acepté la invitación, y es así como la conocí. Hoy once años después, no pienso más cómo no les hice juicio por el accidente!! (nunca estuvo en mis planes, aunque todos me lo decían) pero lo que nunca sabré es si me debe mi soltería, porque nunca conocí al amigo de mi compañero, ya que para cuando pude volver a las pistas de baile, él había vuelto a California...
En fin esta es mi pequeña anécdota con Sofia y paradíjicamente fué el primer contacto con un director, hoy años después, me dedico a la producción y a escribir guiones de televisión.
Les dejo mis felicitaciones.
Su nueva lectora
Ana